Quiropráctico Valencia

Nos centramos en su columna vertebral y su salud.

Quiropractico, quiropractico valencia, columna vertebral, dolor de espalda, dolor de cabeza, dolor de cuello, ciatica, lumbalgia, migraña, hernia discal

¿Qué es la quiropráctica?

Sufre dolores o molestias? Lumbalgia, dolor de cuello, rigidez, tensión muscular, dolores de cabeza, ciática…?

La quiropráctica puede ser su solución.

La Quiropráctica es la ciencia que se ocupa principalmente de la columna vertebral, examinando e investigando como los trastornos de la columna afectan las funciones neurológicas e influyen en la salud global del individuo.

El sistema nervioso controla la función de todos los órganos, tejidos, glándulas y sistemas del cuerpo, gracias a un continuo ir y venir de información desde el cerebro y hacía él.

Una vértebra incorrectamente alineada (lo que se conoce como complejo de subluxación vertebral) puede alterar la función de los nervios que emanan desde la médula espinal y que se ramifican a través de sus orificios hacia una parte determinada del cuerpo, ocasionando un trastorno orgánico y unos determinados síntomas.

Mediante precisos ajustes vertebrales, el quiropráctico corrige los desplazamientos de las vértebras, restituyendo su movilidad y devolviendo al sistema nervioso su capacidad transmisora. La Quiropráctica defiende que el correcto funcionamiento del sistema nervioso permite al cuerpo hacer uso de su capacidad de recuperación y regeneración,tendiendo siempre a un estado óptimo de salud.

Y el buen funcionamiento del sistema nervioso requiere una columna vertebral sana.

¿Cómo puede un quiropráctico ayudar a mejorar los problemas en la columna vertebral y otras partes del cuerpo?

El Doctor García es un reconocido quiropráctico en Valencia que se encarga de ofrecer soluciones a los problemas de la columna vertebral, pero también a los relacionados con otras partes del cuerpo humano.

¿En qué puede contribuir a mejorar la salud el trabajo de un quiropráctico?

En primer lugar, hay que destacar que el quiropráctico es un profesional clínico. Es decir, la práctica de la quiropráctica no supone solo la de una técnica concreta, sino que constituye una profesión, con todo lo que ello conlleva.

Se trata, por lo tanto, de una especialidad médica y la destreza en su práctica, además, mejora progresivamente con la experiencia. No en vano, esta profesión también forma parte de una filosofía de vida sustentada en valores de equilibrio. El equilibrio (lo que los griegos llamaban homeostasis), por consiguiente, constituye la clave de esta metodología de curación; a grandes rasgos, evitar los desórdenes y las alteraciones resulta fundamental para los quiroprácticos.

En este aspecto, la base de la quiropráctica consiste en la interpretación de que los equilibrios entre las diversas funciones corporales se encuentran en el propio organismo. En este sentido, un quiropráctico se encarga de estimular el buen funcionamiento del sistema músculo-esquelético. Las articulaciones, básicamente, constituyen las partes del cuerpo en las que se centra su atención. El ajuste vertebral manual específico, es decir, la aplicación de las manos, se revela como el rasgo diferencial más característico de sus tratamientos.

Aparte de efectuar los tratamientos, los quiroprácticos también se hacen cargo de formular diagnósticos y aconsejar en materia de prevención.

Por otro lado, conviene tener en cuenta cuáles son los procedimientos habituales en una visita al quiropráctico.

En primer lugar, se trata de un profesional cercano que realizará las preguntas pertinentes acerca de las dolencias del paciente. No se privará, obviamente, de repasar su historial médico. El estilo de vida del paciente, por su parte, podría tener un efecto notable en la reproducción de las dolencias en cuestión. Además, lógicamente, echará mano de determinadas pruebas (TAC, rayos X…) que le puedan servir para alcanzar un diagnóstico fiable.

Su reconocimiento más particular consistirá en un examen postural, el análisis de los mecanismos neurológicos y la capacidad de movimiento y un examen manual específico de las articulaciones y vértebras.

Los datos que obtendrá el quiropráctico en estos procedimientos le permitirán formarse una opinión acerca del diagnóstico y de las necesidades del paciente. Además, no tendrá ninguna duda en remitir al paciente a los exámenes de otros profesionales médicos, puesto que la quiropráctica no agota las vías de solución de los problemas de salud y sus especialistas entienden los procesos de curación como un trabajo en equipo.

La columna vertebral como nexo de los tratamientos de la quiropráctica

Ya se ha comentado con anterioridad que la quiropráctica enfatiza la necesidad de conseguir equilibrios como base de la curación de las dolencias que se padecen.

No cabe duda de que la columna vertebral representa el conjunto esquelético de mayor importancia del organismo, por su estructuración transversal a lo largo de todo el tronco. Asimismo, su posición central tiene una gran incidencia en el funcionamiento general diario.

Por lo tanto, no supone ninguna sorpresa que la quiropráctica se centre en realizar los ajustes vertebrales necesarios en esta zona, ya que, por ejemplo, esta estructura será clave en el mantenimiento de determinadas posturas. Un examen a fondo de la columna vertebral, en este sentido, puede llegar a conclusiones relacionadas con la corrección de posturas.

Hay que tener en cuenta que la columna vertebral se encuentra cercana a órganos básicos del cuerpo y soporta la tensión de determinados músculos imprescindibles. En resumen, constituye una estructura que da soporte a todo este sistema muscular y que, por ello mismo, es posible que esté afectada por una carga excesiva de peso.

De cara a evitar dolencias como la artrosis y las subluxaciones vertebrales concretas, puede resultar oportuno un tratamiento quiropráctico orientado a la correcta alineación de la columna vertebral.

Otras utilidades de la quiropráctica

La quiropráctica no se limita, únicamente, a dar alternativas curativas relativas a la columna vertebral. A continuación, se reseñan brevemente otras dolencias que puede contribuir a paliar:

  – Dolor de espalda:

básicamente, mediante ajustes vertebrales a mano.

– Dolor de cabeza:

el quiropráctico se centrará en la carga excesiva en los músculos del cuello.

– Ciática:

ajustes para descomprimir el nervio ciático.

– Lumbalgia:

las contracturas musculares fuertes acapararán la atención del quiropráctico.

– Migraña:

el trastorno espinal como factor latente objeto de tratamiento.

– Hernia discal:

atención especial a los discos que se han salido de las vértebras y están presionando la médula espinal o las raíces nerviosas.

– Dolor de cuello:

corrección de las cervicales y posibles posturas laborales perjudiciales.

En conclusión, la quiropráctica se está consolidando como una especialidad médica idónea para tratar los problemas relacionados con los dolores en las articulaciones.

¿Podemos ayudarle? Póngase en contacto con nosotros.

Nombre (requerido)

Telefono (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

.

Compartir