La quiropráctica:Una gran opción para las hernias discales.


 

quiropractica hernia discal

quiropractica hernia discal

Muchas personas saben lo que es una hernia discal ya que es una dolencia muy conocida.Una buena  parte  de los pacientes que consultan a un quiropráctico  lo hacen por dolores o molestias referentes a la famosa hernia discal.

¿Quien puede sufrir una hernia discal?

Lo cierto es que se ha demostrado que la gran mayoría de la población adulta tiene protusiones o hernias discales sin llegar a tener ningún tipo de síntoma.

No es necesario  tener trabajos pesados o ser mayor para sufrir hernias discales .De hecho la mayoría de la población que las sufre suelen ser jovenes o de mediana edad y con trabajos sedentarios.

Se puede tener una vida perfectamente activa y normal aún teniendo una hernia discal.

¿Qué es una hernia discal?

Una hernia discal es la perdida  de la perfecta integridad de la parte externa del disco intervertebral que se llama “anillo fibroso” y que contiene en su interior una especie de masa gelatinosa llamada “nucleo pulposo”.

El disco intervertebral es una especie de almohadilla que amortigua  el impacto de una vertebra sobre otra debido a la gravedad y hace que los movimientos entre cada segmento vertebral  sea suave y adecuado.

 

Cuando la integridad de ese anillo fibroso exterior se pierde ,se puede producir un abombamiento   que es más conocido como “protusión discal”.

Una protusíon puede ser más que suficiente para  comprimir la raíz del nervio que al salir por el foramen intervertebral desde la columna vertebral puede dar dolor o diferentes sensaciones desde el punto de la interferencia hasta  el final del nervio ,la también llamada “ciática”.

En muchas ocasiones esa pérdida de integridad puede ser total hasta el punto de perderse por completo y romperse, dejando salir parte de ese núcleo pulposo hacia la medula espinal,comprimiéndola  o inflamándola  y creando un nivel de dolor tan grande que la persona pueda tener problemas para realizar las actividades cotidianas más normales.

hernia discal valencia

hernia discal valencia

¿Que síntomas puede dar una hernía discal?

Las hernias discales pueden llegar a dar diversos  síntomas hasta el punto de llegar a ser confusos para el profesional ya que en ocasiones pueden verse hernias discales enormes  con pocos o ningún sintoma y protusiones leves o hernias discales moderadas que conllevan mucho dolor  tanto en la zona lumbar como dolor referido a glúteos  y piernas llegando en muchos casos hasta los dedos y la planta del pie.

En muchas ocasiones las hernias discales y sus síntomas pueden ser confundidos  con inflamaciones de las articulaciones sacroiliacas .Por ello es importante que sea examinado por un profesional preparado  y experto en la materia.

Los quiropracticos son licenciados en una carrera especializada en problemas como estos y los profesionales que mejor pueden discernir el origen de su problema,ayudándole de manera directa o refiriéndole a otro profesional para el mejor tratamiento posible.

 

¿Qué opciones tenemos para  ayudar a mejorar los síntomas?

Las hernias pueden tratarse  de diferente manera.

Desde la medicación más  simple como analgesicos ,anti inflamatorios  y relajantes musculares tanto orales como inyectados  hasta la última de las opciones que es la operación quirúrgica .Esta opción es muy invasiva y siempre es recomendable probar  otros métodos menos agresivos primero.

Existen diversos ejercicios de fortalecimiento  lumbo-dorsal que también pueden ayudar a fortalecer la musculatura de la zona y mejorar  aunque en fase aguda  en casi imposible que un paciente con mucho dolor pueda realizarlos.

El reposo y paso del tiempo son muchas veces una buena solución ya que en algunos casos es suficiente para mejorar o eliminar el problema aunque eso nunca se sabe ya que una hernia puede durar dando síntomas desde unos días hasta más de un año  o incluso más en el peor de los casos.

¿Puede ayudar la quiroprática? 

La quiropráctica es sin duda una de las mejores opciones para tratar las protusiones y las hernias discales ya que se centran en la descompresión de ese nervio pinzado y devuelve la movilidad adecuada a las articulaciones intervertebrales .

El llamado “ajuste quiropráctico” busca de manera precisa y especifica liberar el pinzamiento que la protusión o hernia discal están creando  y restaurar una correcta función nerviosa.

Esta descompresión se puede conseguir a través de diversos métodos dentro de la consulta quiropráctica ,desde el tradicional ajuste de vertebras hasta  el uso de otras técnicas como son los drops,el activador o la camilla de flexión-distracción  lumbar.

Una gran mayoría de los pacientes que  vienen a la consulta con este problema mejoran mucho o todo  siendo la operación quirúrgica solo una última opción para casos extremos.

Así que ya sabe,en caso de ser diagnosticado con una hernía discal,consulte a un quiropráctico  antes de ser operado  ya que en muchos casos las operaciones pueden ser evitadas.

Juan Pedro Garcia ,Doctor en Quiropráctica.

 

 

Conozca al quiropráctico.

 

 

 

 

 

 

Compartir

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*